15/03/2017
Pensé que cuando cargué la mochila de mi cámara rumbo a París no podría estar más contento. ¿Yo? Afortunado de acompañar a Rául y Verónica a la Ciudad de las Luces (vale también ciudad de l`amouuur) para hacer su postboda. 48 non-stop; ellos, vestidos de novios, yo, con todo el equipo y rincones que me han regalado este pase de diapositivas chispeante. Pues sí. Se puede estar más contento y sólo puedo decir GRACIAS por confiar en mi trabajo. 


Id entonando la B.S.O de Amelie y disfrutad. 

Voilà!

Comentarios

Vero
12/06/2014
Una experiencia magnifica y recomendable al 100%, se disfruta más que haciéndote las fotos el día de la boda y el resultado increíble, solo puedo decir que me encanta el resultado!!!
1