03/07/2014
Dicen que novia mojada... 

No se si este refrán se podría usar también con una tormenta de granizos, pero ahí dejo ese buen deseo para F+S.

No, no fue una boda con un día de perros, de echo el tiempo fue muy bueno hasta la llegada al cocktel, donde los granizos no se quisieron perder el picoteo. Hasta este momento tuvimos sol, sol y nubes y después de la tormenta nuevamente sol, para que los novios pudiesen abrir el baile al aire libre y disfrutarlo junto a sus invitados.

Aquí tenéis un pequeño resumen grafico de la boda!

¡Vivan los novios!

Comentarios